British voló de Nueva York a Londres en 5 horas 16 minutos

, , Leave a comment

Normalmente, el vuelo entre Nueva York y Londres tiene una duración que oscila entre las 6 y las 7 horas. Sin embargo, acabamos de conocer que el pasado 7 de enero un avión de British Airways logró unir Nueva York y

Londres en 5 horas y 16 minutos, un tiempo récord si dejamos al margen los registros alcanzados por el Concorde, el avión supersónico que utilizaban la propia British y la gala Air France que fue retirado del aire en octubre de 2003 tras un grave accidente. Para poder alcanzar este tiempo récord, el Boeing 777-200 de British Airways voló a unas velocidades que alcanzaron los 1.200 km/h, muy cerca de los 1.234 km/h que marcan la barrera del sonido. Se trata de las velocidades más altas que ha marcado un avión convencional subsónico, aunque como todo en

el mundo tiene una explicación lógica. El piloto se benefició de los potentes chorros de vientos, conocidos como jet stream. Este jeat stream es un fenómeno natural que se da en altitudes que comprenden entre los 7.000 y los 11.887 metros, el punto justo para las aerolíneas comerciales. De hecho, muchos pilotos suelen aprovechar estas corrientes de aires para reducir la duración del trayecto y así ahorrar gasolina. Lo que no es nada es que haya alcanzado unas velocidades tan cercanas a la barrera del sonido. Si quieres experimentas esta sensación a bordo de un avión, mira que precios en viajes a Nueva York online. Alastair Rosenschein, el piloto del avión, explicaba que la sensación que tenía a esas velocidades era “como surfear”, y añadió que es “extraordinario lo rápido que puedes ir”.Eso si, la jet stream solo se puede aprovechar en un sentido. En los vuelos desde el viejo continente a Estados Unidos y Canadá los pilotos deben hacer frente a la potencia de las corrientes de aire, por lo que es normal que el viaje sea más largo de lo habitual. El récord absoluto en la conexión entre el aeropuerto JFK de Nueva York y el de Heathrow en Londres lo estableció el Concorde en 1996, cuando logró bajar de las 3 horas cubriendo el trayecto en 2 horas y 53 minutos. Además del Concorde, el Tupolev soviético -retirado en 1978- también logró volar por encima de la barrera del sonido, alcanzando incluso los 2.000 km/h; aunque los dos eran aviones supersónicos que, igual que el vuelo BA114, han pasado a la historia de la aviación. Foto: Angelo DeSantis

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado