Portugal aceptará ofertas por TAP hasta el 15 de mayo

, , Leave a comment

Portugal ha sido uno de los países más afectados por la crisis económica, y en 2012, uno de los años más duros, Lisboa decidió privatizar TAP, la aerolínea más importante del país. Según el proceso aprobado por el gobierno portugués primero habría una ampliación de capital y más tarde se produciría la venta directa de las acciones representativas a uno o varios accionistas. El proceso fracasó, se aparcó y ahora Portugal ha fijado el 15 de mayo como día límite para presentar ofertas por TAP. Así, se cumple con el nuevo calendario privatizador que se diseñó a mediados de noviembre del año pasado. El objetivo es vender el 61% de TAP durante el primer semestre del año; y entre las condiciones que se han impuesto a los posibles compradores están el mantenimiento de una plantilla compuesta por 5.000 trabajadores y de la base operativa central de la compañía en territorio portugués. También se valorará que la oferta incluya un aumento de rutas. Por ahora, TAP tiene 77 conexiones y lidera los vuelos entre Europa y Brasil. Desde el gobierno portugués aseguran que el objetivo de la privatización de las tres quintas partes de la aerolínea nacional no es otro que hacer crecer a la compañía.

Por ahora, se ha diseñado un plan de negocios para este año y para 2016; y el Gobierno luso ya incluyó la privatización de la compañía en sus presupuestos para este año, eso si, siempre que se cumpliesen las condiciones necesarias para que se produjese la operación. Según la prensa portuguesa hay tres inversores que estarían interesados en la operación. Uno de ellos podría ser el Grupo Globalia, ya que el pasado mes de noviembre su presidente, Juan José Hidalgo, mostró su interés por la compañía portuguesa. Según el también presidente del Grupo Globalia su experiencia le permitiría “optimizar y hacer viable” la compañía portuguesa, aunque por ahora no ha vuelto a pronunciarse sobre el tema. También está por ver qué hace Synergy Group, un grupo colombiano brasileño liderado por Germán Efromovich que en 2012 fue el único en mostrar un interés real por la aerolínea portuguesa. Su oferta, la única que llegó al gobierno portugués, era de unos 340 millones de euros, aunque el ejecutivo luso la rechazó porque la consideraba insuficiente. Mientras la oposición socialista critica la falta de transparencia de una privatización que se producirá a tres meses de las elecciones y sin que se les haya consultado. Foto: Islxndis

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado