Spanair, condenado a pagar 54.000 euros a la familia de la auxiliar de vuelo fallecida en el accidente de Spanair 2008

, , Leave a comment

Tras el accidente de Spanair del año 2008, donde 154 pasajeros perdieron la vida, el Juzgado de lo Social Número Cinco de Málaga ha condenado a la compañía Mapfre a pagar cerca de 54.000 euros a la familia de una auxiliar de vuelo fallecida en el trágico accidente de Spanair ocurrido el 20 de agosto de 2008.

Según el informe del Juzgado de lo Social Número Cinco de Málaga, la aseguradora tendrá que pagar de forma obligada a los padres de la auxiliar de vuelo de la compañía aérea “casi un 100 por 100 más sobre la cantidad finalmente acordada”. A priori, el pago de interés moratorio era de unos 27.000 euros.

Según ha confirmado el abogado de la familia, los padres de la auxiliar de vuelo fallecida tenía una hija pequeña y estaba casada, dos características por las que sus padres recibirán una indemnización, desconocida por parte de Mapfre pero muy superior a 27.000 euros.

Se trata de la primera sentencia en España que obliga a la compañía aseguradora a pagar a los familiares de una de las víctimas mortales tras el trágico accidente de Spanair de 2008, en el que murieron 154 pasajeros.

El abogado de la familia ha confirmado que la sentencia del Juzgado de lo Social Número Cinco de Málaga ha provocado que todas las personas afectadas en el trágico accidente de Spanair ocurrido el 20 de agosto de 2008 hayan realizado las pertinentes reclamaciones.

Pero, ¿qué dice la sentencia tras el trágico suceso en la compañía aérea de Spanair? La sentencia por el accidente de Spanair absuelve a Boeing. “Aunque rechaza la falta de legitimación pasiva, existió fallo del sistema de aviso (TOWS) de la mal configuración de los ‘flaps’ y ‘slaps’ necesarios para el despegue. No era obligatorio sino recomendable. No se infringe el deber de cuidado al situarse el riesgo inherente dentro del área permitida o tolerable”.

Por el contrario, el abogado de la familiar de la auxiliar de vuelo fallecida en el accidente de Spanair 2008, Manuel Temboury, afirma que la sentencia “es errónea” ya que el fallo que desencadena la tragedia se produce por “no avisar del sistema TOWS y no por la falta de instalación del sistema redundante”.

Por último, Temboury declaró ante los medios de comunicación que no existen leyes ni convenios internacionales que hayan sido diseñados para el tema de las indemnizaciones. “Ni la ley de navegación aérea ni los convenios internacionales, han sido diseñados para regular las indemnizaciones. No obligan a su aplicación en estos supuestos, tampoco la ley de tráfico ha sido diseñada para este tipo de accidentes”.

VÍA/ Europa Press

FOTO/ ERIC SALARD

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado